POEMARIO EMOCIONAL

A veces…

A veces son los ojos.

Cambian los ojos,

cambia tu mundo.

Cambia todo.

A veces es tu sonrisa.

Si sonríes,

que si me sonríes,

Todo cambia.

También del corazón,

Que si se abre,

que si se cierra,

que si permanece.

A veces me gruñes,

a veces me ladras,

a veces me rozas,

a veces me amas…

A veces miro al cielo,

a veces, al mar.

A veces te miro.

Te veo suspirar…

POEMARIO EMOCIONAL

Fervor

No puedo dejar de mirarte.

Tu cara, tu presencia me alimenta.

Siento paz a tu lado.

Angustia cuando te alejas.

Te miro lentamente esperando tu amor.

Te doy todo. Quiero todo.

Un amor que llega en una forma distinta a la esperada.

Pero un amor sin igual.

Fervor. Siento fervor.

Amor, admiración.

Y mientras me besas y me abrazas te lo digo suavemente.

Con mi mirada, con mi cuerpo.

Sin mi voz.

No te puedo hablar.

Pero cierro mis ojos. Me relajo.

Y al abrirlos de nuevo descubro que sigues ahí; a mi lado.

Y respiro hondo.

Porque siento que tú también me quieres…

REFLEXIONES PUNTUALES

El género del amor 3

Estoy obsesionada en saber si mi Zeta, mi perra, me quiere.

La pongo constantemente a prueba para ver su reacción cuando no estoy, cuando me escondo, cuando hago parecer que tengo una chuche y no es verdad, e incluso cuando estoy justo con otras personas a las que doy fe de que también quiere.

Ella siempre está conmigo. Pero cuando vamos a lugares donde hay otras personas, me ignora; me siento la última mona.

Le pregunto si me quiere. Gira la cabeza.

Me acerco a su carita. Me bufa. Y gira la cabeza.

Leí que el contacto visual es muy importante, por ello, busco sus ojitos y la miro. Fijamente. Rollo para que ella piense: “Mamá, estás loca”. Pero como no tiene capacidad para hablar, me mira y se marcha.

Los perros tienen un solo líder, y ese soy yo. Le doy de comer, la saco, le doy mimos, la llevo a sitios, y la quiero como si de mis entrañas hubiera salido.

El amor que siente por mí, lo descubro cuando busca de mi calor para quedarse dormida.

Ese amor es evidente. Pero siempre quiero más.

¿Por qué? ¿Por qué a sabiendas de que no puede hablar yo espero que me diga que me quiere?

El género de amor habla de eso… habla de las mil maneras de sentir de cada ser, ya sea humano, hombre, mujer, animal o plantita.

Son los géneros que me acabo de inventar.

Una plantita también se expresa. Se sugestiona con la luz, con el alimento, con la música, el agua e incluso cuando la miras.

El amor, por tanto, existe por sí solo.

Y entonces viene a mi cabeza aquella frase “facta non verba”.

Cuando tenemos hechos, deseamos palabras y cuando tenemos palabras deseamos hechos…

El ser humano siempre está igual.

¿Y si nos quitaran la capacidad del habla?

Sería muy interesante descubrir qué habilidades desarrollamos para expresar nuestras emociones…

Sea lo que sea y fuere como fuere no me queda más remedio que reconocer y aceptar que Zeta nunca me dirá que me quiere…

POEMARIO EMOCIONAL

El género del amor 2

-“¿Me quieres?”

No contesta.

-“¿Me quieres?”

Se rasca.

-“Eo, estoy aquí. Te estoy preguntando si me quieres.”

Me mira. Me pone una patita encima.

-“Eso es que me quieres…”

Se aprieta muy fuerte contra mí. Sigue rascándose.

Cierro mis ojos.

La siento y sonrío.

Ahora, sé que me quiere…

POEMARIO EMOCIONAL

El género del amor

Te escucho venir.

Oigo tus pasos.

Se acerca el momento en el que estarás junto a mí.

De nuevo.

Sentiré tu calor; tu abrazo.

Sentiré que me quieres.

Pero te has ido.

Has dado media vuelta.

No vienes.

No me abrazarás con el roce de tu cabecita.

Imaginaré que me quieres.

Voy yo.

Nos miramos.

Te sonrío.

Te reclamo.

Te abrazo.

Te dejas.

Me dices que ya está.

Que quedas cerca de mí.

Te siento.

Te levantas.

Me enfadas.

Vuelves.

Me amas…