POEMARIO EMOCIONAL

Me pierdo

En el extraño camino hacia ti, me pierdo.

Hoy han sido tres veces.

Y eso que me sentía centrada.

En el lúgubre camino de sus pasillos, busco.

Busco la salida.

La salida no es más que mi llegada; nuestro punto de partida.

El inicio, El fin.

Salida, llegada.

Principio, final.

Tú, yo.

De nuevo, me pierdo.

Perdida, te busco.

Me busco.

Oculto entre los recovecos de la sociedad me escondo.

Ahora, oculta como tú, para sentir lo mismo que tú sientes.

Para abrazar lo que tú abrazas.

Para besarte mientras me besas.

En el extraño camino hacia la línea Lila, en la que a menudo me pierdo, te busco, te pienso, te abrazo y te beso.

POEMARIO EMOCIONAL

El duelo

Jamás pensé escribir una elegía.

Jamás pensé tomar esta decisión.

Pero no había opción;

no me dieron a elegir.

Pocos duelos permiten una despedida.

El mío, sí.

Debería estar al menos medio feliz.

Pero hoy no hay nada positivo que ver.

Hoy no soy resiliente.

Me aguanto las lágrimas.

Me asusto.

No es lo que quiero.

Pero no tengo opción.

Mi duelo ya ha empezado.

Pero no quiero.

¡No quiero!

No quiero…

RESCATES

Te perdí

Y entonces me puse a llorar.

Y las lágrimas caían y caían y yo no podía dejar de llorar…

Pero no eran lágrimas de tristeza.

Eran lágrimas de esas de entenderlo todo.

De cerrar el círculo.

Y fue en ese momento, mientras lloraba,

que entendí que jamás volverías a mi vida.

POEMARIO EMOCIONAL

Borroso

No puedo más.

Siento que la vida va a poder conmigo.

No veo. Tan solo siento dolor extremo.

Cierro los ojos y siento alivio.

De nuevo vuelvo a pensar en lo que sería perder un sentido.

¿Recordaría tu cara?¿Tus ojos? ¿El color de tu piel?

Abro los ojos, miro hacia los lados y veo que todo sigue igual.

El mundo, para mí, no obstante, es un poco menos nítido.

Mis ojos perciben un poco menos, te ven un poco menos y sueñan, incansadamente, con que todo lo que es un poco menos,

fuera un poco más…