POEMARIO EMOCIONAL

Mi planeta

A cien mil años luz,
se encuentra ese otro planeta al que deseo ir.
Compré la nave. Incluso me regalaron un casco.

Cuando ya tenía las coordenadas más aproximadas me marqué un día y una fecha.
Iba tranquila; con esperanza de poder llegar.


Pero a escasos días del lanzamiento tuve que reconocer que no soy astronauta.


Ahora estoy aquí.
Pensando en mi planeta.


Sin saber qué hacer.


Alzar el vuelo con la posibilidad de perderme en una galaxia desconocida,
O parar.


Parar de golpe y volver a mi anodina vida sin emociones.

Sin duda no me quedaba otro remedio que dejarme fluir

y esperar a que llegara mi dichoso día…

para encontrarme delante de mi nave…