POEMARIO EMOCIONAL

Reconstrucción

Han reconstruido los cristales rotos. Más bien los han sustituido.

Nueva fachada pero por dentro me siento igual.

Rota. A trozos.

Recordando mi pena.

Bajo la tortura que merezco.

Aprender sufriendo.

Sufrir y no aprender.

Eterna tragedia la de mi momento.

Cristales nuevos.

Nueva fachada.

Rotura por dentro…

RESCATES

Drama

Y cuando pienso en mis dramas, pienso en ti y vengo a verte, al lugar donde deposité tu alma.

Y me siento mejor porque sé que no puede haber más drama que el haberte perdido.


Arrugo mi boca, la abro, separo mis dientes, mis ojos achinan y lloro lloro y lloro.


Mi corazón grita desesperanzado porque jamás volverás y la rabia se convierte en tristeza y me inundo de lágrimas.


Y mi pena es menos pena porque no hay nada peor que haberte perdido.


Y entonces miro al cielo.

Siento todo el tiempo que pasa.


Y vuelvo a casa.

A mi vida, sin ti…

POEMARIO EMOCIONAL

Latente

Solo a tu lado me siento.

Solo a tu lado soy.

Miento: fuera de ti también.

Pero algo menos…

A tu lado, cuando estoy contigo,

con el sol, con la luna, la lluvia…

Tu mirada y mi atardecer.

Con mis miedos, con mis pánicos, con quererte e incluso cuando tú me odias…

A tu lado soy. A tu lado me siento.

Sonrío, tiemblo.

Tu manos, mis dedos…

Mi corazón, el tuyo….

Y ambos, juntos, con nuestro unísono

po pom, po pom…

No me lo digas: Que yo también lo siento.

POEMARIO EMOCIONAL

Mi último momento

Veía mi vida pasar…

Era un simple trámite pero pasé miedo, mucho miedo.

Tanto que sentí que si iban a ser mis últimos segundos, sólo tenía una cosa clara.

y es que deseaba morir pensando en ti.

Apretaba muchísimo más los ojos para traer a mi memoria cada segundo de los vividos y sentidos a tu lado.

Veía tu sonrisa al mirarme, y como tus dientecitos me sonreían también…

No podría morir más feliz que pensando en ti…

Prensando en cuando estoy a tu lado y tú estás al mío…

Y pensando en que, cuando llegue mi momento,

el de verdad,

pudiera sentir tu sonrisa y tu mirada

como algo tan vívido…

como lo son ahora…

POEMARIO EMOCIONAL

TAC

Tengo miedo,mucho miedo…

Siento pánico de tener que enfrentarme a todo esto.

Sin ti.

Sin tu abrazo, sin tu mano, sin tu roce…

Sin tu palpitar cerca de mi corazón.

Se acerca el momento.

Respiro hondo.

Entro en la fría sala;

no me puedo concentrar.

¿En qué debería concentrarme?

Si debo reservarme nuestras imágenes más felices para el peor de mis momentos…

Grito. Te llamo. Ven conmigo.

Respiro, suspiro, aspiro.

Es mi palpitar el que ahora retumba.

Prefiero el tuyo.

Su suavidad. Su melancolía.

Po pom po pom

Tic tac tic tac

Respiro, suspiro, aspiro.

Miedo, miedo, miedo…

Pánico.

Palpitar…

¡Dame refugio!

¡Dame amor!

¡Dame abrazo!

Acompáñame…

Que yo te sienta muy muy cerca

dentro de mí, en mi interior…

Rozando, como siempre, mi corazón…

POEMARIO EMOCIONAL

Tu manera de saber lo que siento

No tengo secretos para ti.

Te hablo
Me expreso
Te siento

Ya sabes: Todo eso

Estás
Eres
En ti
En mí

Lo sabes
Lo siento

No puedes renunciar.

Respiro
Me alegro
Te escribo
Lo digo

Ya lo sabes
Me asusto
Miedo

Me sonríes
Me calmo
Fluyo
Confío

ACIERTO

POEMARIO EMOCIONAL

Dark

He vuelto a la realidad.

De hecho volví el domingo.

Pero ellos han acechado hoy.

Comienza de nuevo la batalla. La lucha contra mí misma.

Pasado y presente y esa gruta temporal, ese agujero negro a través del cual voy y vengo.

Mientras busco la fisura para cerrar la tortura del pasado que me persigue, respiro hondo, miro cada una de las baldosas que piso: seguido, me escribo a mí misma.

Me escribo una carta, un mensaje que me llegará una y otra vez hasta que logre encontrar la clave secreta que me descifre el enigma para matar a todos mis demonios.

POEMARIO EMOCIONAL

Mi propio concepto del amor

Y cuando te miro y sonrío,

sonrío y te veo.

Y te siento y me acerco.

Y te toco aunque estés lejos.

Y me calmo y me asombro y me escribes y te quiero.

Me dibujas, me iluminas, y me miras, aunque no te veo.

Mientras viajo, mientras caminas, durante el paseo y al dormir;

comiendo, viendo la tele, mientras leo y al sufrir.

Me privo, me limito, lo escondo;

No puedo.

Se escapa, se me sale, lo expulso;

te quiero.

POEMARIO EMOCIONAL

El caracol

Sentía que llegaba a donde me había propuesto llegar.

Pero no hacia aquella meta que deseaba alcanzar.

Quizá porque eras tan solo tú la que deseaba que llegara a ese lugar…

Todo mi trayecto personal estaba siendo una consecución de antagonismos:

La lentitud del caracol que hoy me acompañaba, en contraposición con la velocidad de mi bici.

Ella me llevaba donde yo quisiera a gran velocidad, pero mi ritmo se atenuaba cual caracol cuando se trataba de llegar a ti.

Entonces los días eran grises, la lluvia persistía en mi lugar, y no había alforja que pudiera protegernos.

Sentía que mi vida era una metáfora, como un camino paralelo al tuyo,

en el que no sabía si llegaríamos al mismo lugar pero, al final,

un camino en el que me gustaba verte,

en el que me gustaba sentir que estabas ahí.

Cerca de mí.

Aunque yo,

por más que quisiera,

no pudiera estar a tu lado…

POEMARIO EMOCIONAL

La era

Una nueva era.

Una nueva yo.

En constante búsqueda entre lo que fui y lo que era.

Era, fui, soy y seré.

Débil, dulce, inconsciente, inconstante, poderosa.

Piernas, brazos, manos y cabeza:

Todo ello formando este ser.

Pero este ser ha incluido más. Tú estás ahí.

Tú, fruto de otro era, fuiste, eres y serás.

Y yo, ahora, estoy ahí.

Tus piernas, tus manos, tus brazos, tu cabeza y tu corazón: Ese eres tú.

Éramos, fuimos, somos, ¿Seremos?

Y mientras mi cabeza volvía al presente,

mis ojos se entornaban,

humedecían,

mi boca me sonreía,

y todo mi ser se erizaba,

porque de mi corazón partía un hilo rojo,

que buscaba el tuyo,

y era tan largo…

como los kilómetros que tú pudieras recorrer…

  • Palmera
    A veces pienso que los tres palos que sujetan una palmera son más fuertes que yo. Es curioso, esta mañana me sentía feliz, sonreía, las cosas empezaban a ponerse… Sigue leyendo Palmera
  • Nubes de Niebla
    Siempre me ha gustado la niebla. Profunda e intensa como yo. Aunque normalmente no me deja ver más allá. De entre todas las cosas que hay ahí fuera, no… Sigue leyendo Nubes de Niebla
  • El viaje
    Sobrevolar la lluvia no me hace más feliz. Estar en el cielo no me sirve de nada. Sin ti no me vale. Sin ti no quiero. No me apetece.… Sigue leyendo El viaje
  • El dilema
    Ser o no ser. A menudo me pregunto por qué está mal ser como soy. Ser o no ser. Esa es mi cuestión.
  • Reconstrucción
    Han reconstruido los cristales rotos. Más bien los han sustituido. Nueva fachada pero por dentro me siento igual. Rota. A trozos. Recordando mi pena. Bajo la tortura que merezco.… Sigue leyendo Reconstrucción
  • Forajida
    Cuando se es una forajida, poco hay que explicar. Vives constantemente en peligro. Con sensación de haberte saltado la ley y con el riesgo de que quien sea te… Sigue leyendo Forajida
POEMARIO EMOCIONAL

El cazador cazado

Hay mensajes que te torturan el alma.

Hay señales que te arrastran hasta el punto de partida.

Es el punto en el que haces clic.

Y te das cuenta de todo,

y te escondes tras una máscara;

pero esa máscara no es un lugar seguro.

Te duele el corazón.

Porque no eres tú.

Y ahora todas las señales que te taladran,

te torturan el alma…

Y no te queda más remedio que reconocer…

Que ese tú…

Soy yo…

POEMARIO EMOCIONAL

Estreno

Siempre hay una primera vez para todo.

Para estrenar un paraguas.

Para abrir los ojos.

Para ver la lluvia.

Y para mirar hacia adelante.

Siempre hay una primera vez para todo.

Para alzar la mano.

Para decir lo que piensas.

Para coger tu mando.

Siempre hay una primera vez para todo.

Y aunque lo hagas y no salga bien,

por suerte, casi, casi, casi, siempre,

tendrás una segunda oportunidad.

REFLEXIONES PUNTUALES

Momentazo

Estoy pletórica.

No sé cómo expresar la explosión que llevo dentro.

Respiro y me entra el triple de aire,

y pienso en lo dichosa que es la vida.

Que cuando estas algo más apagada te da un subidón de golpe, que te hace no poder dejar de sonreír.

Estoy en racha. Lo tengo que decir.

La verdad es que parece que el azar está de mi lado, pero no creo en él. Vaya.

Creo que esto que me está pasando son señales. El universo confabula para que yo sonría y sea feliz.

¿Pero cuál será el mensaje de universo? ¿Lograré descifrarlo?

¿Durará mucho tiempo? ¿Será una ficción mental y solo es buena suerte?

Sea lo que sea, ahora mismo estoy pletórica. Se me escapa tanta felicidad del pecho. La sonrisa me va a romper la boca, ¡me crezco, subo, me elevo!

Soy feliz, en este momento…

¡Corre, Maribel! Disfruta…! Que si hay algo que dura poco en la vida son los momentos como este…