POEMARIO EMOCIONAL

La era

Una nueva era.

Una nueva yo.

En constante búsqueda entre lo que fui y lo que era.

Era, fui, soy y seré.

Débil, dulce, inconsciente, inconstante, poderosa.

Piernas, brazos, manos y cabeza:

Todo ello formando este ser.

Pero este ser ha incluido más. Tú estás ahí.

Tú, fruto de otro era, fuiste, eres y serás.

Y yo, ahora, estoy ahí.

Tus piernas, tus manos, tus brazos, tu cabeza y tu corazón: Ese eres tú.

Éramos, fuimos, somos, ¿Seremos?

Y mientras mi cabeza volvía al presente,

mis ojos se entornaban,

humedecían,

mi boca me sonreía,

y todo mi ser se erizaba,

porque de mi corazón partía un hilo rojo,

que buscaba el tuyo,

y era tan largo…

como los kilómetros que tú pudieras recorrer…

REFLEXIONES PUNTUALES

Frustración

Me siento algo frustrada. No sé cómo hacer esto. En la era de las imágenes, de los vídeos y de los bailoteos yo me propongo que mi voz trascienda.

Me río hasta yo porque realmente no digo nada. Pero quiero transcender.

No tengo una inteligencia brutal, no sé mucho de nada. No puedo investigar más allá de mi manera de sentir. Pero, quiero transcender. Tengo ratos de pequeñísimo. Pero me niego a victimizar.

Ayer me dijeron algo tan curioso que no me lo quito de la cabeza: ¨Te apoyo tanto que no te voy a leer. Que sean los demás quienes te descubran.¨

Y yo me pregunto, ¿si quien me quiere no cree en mí, no opina, no comenta, 

No me pienso empequeñecer, ni voy a pasarme a la era de los vídeos bailongos. No, me niego. Tengo voz. Y quien llegue aquí de rebote, la leerá.

Y si no llega nadie, seguiré luchando. Sin apoyo, sin entendimientos, sin me gusta, sin seguidores.

Nadie ni nada va a poder conmigo; porque nunca jamás, voy a dejar de ser una soñadora.

Puntuación: 1 de 5.