POEMARIO EMOCIONAL

Me pierdo

En el extraño camino hacia ti, me pierdo.

Hoy han sido tres veces.

Y eso que me sentía centrada.

En el lúgubre camino de sus pasillos, busco.

Busco la salida.

La salida no es más que mi llegada; nuestro punto de partida.

El inicio, El fin.

Salida, llegada.

Principio, final.

Tú, yo.

De nuevo, me pierdo.

Perdida, te busco.

Me busco.

Oculto entre los recovecos de la sociedad me escondo.

Ahora, oculta como tú, para sentir lo mismo que tú sientes.

Para abrazar lo que tú abrazas.

Para besarte mientras me besas.

En el extraño camino hacia la línea Lila, en la que a menudo me pierdo, te busco, te pienso, te abrazo y te beso.

POEMARIO EMOCIONAL

Mi planeta

A cien mil años luz,
se encuentra ese otro planeta al que deseo ir.
Compré la nave. Incluso me regalaron un casco.

Cuando ya tenía las coordenadas más aproximadas me marqué un día y una fecha.
Iba tranquila; con esperanza de poder llegar.


Pero a escasos días del lanzamiento tuve que reconocer que no soy astronauta.


Ahora estoy aquí.
Pensando en mi planeta.


Sin saber qué hacer.


Alzar el vuelo con la posibilidad de perderme en una galaxia desconocida,
O parar.


Parar de golpe y volver a mi anodina vida sin emociones.

Sin duda no me quedaba otro remedio que dejarme fluir

y esperar a que llegara mi dichoso día…

para encontrarme delante de mi nave…

Sin categoría

Se busca Rinoceronte

Sabes, yo siempre había querido un rinoceronte. Creo que desde que tenía unos 18 años soñaba con publicar mi propio recopilatorio de reflexiones y como portada le quería poner un rinoceronte.

“Arraigado a la tierra, orientado al infinito’. ¡Cómo los cipreses!“

Podría haber elegido un unicornio, pero escogí un rinoceronte.

Esa era yo con 18, con 20, con 30… Siempre he querido mi propio rinoceronte.

Han pasado muchísimos años. Hoy no puedo dormir. Y sigo pensando que me encantaría encontrar a mi rinoceronte… ¿Me ayudas a buscarlo?

Puntuación: 1 de 5.