POEMARIO EMOCIONAL

Me pierdo

En el extraño camino hacia ti, me pierdo.

Hoy han sido tres veces.

Y eso que me sentía centrada.

En el lúgubre camino de sus pasillos, busco.

Busco la salida.

La salida no es más que mi llegada; nuestro punto de partida.

El inicio, El fin.

Salida, llegada.

Principio, final.

Tú, yo.

De nuevo, me pierdo.

Perdida, te busco.

Me busco.

Oculto entre los recovecos de la sociedad me escondo.

Ahora, oculta como tú, para sentir lo mismo que tú sientes.

Para abrazar lo que tú abrazas.

Para besarte mientras me besas.

En el extraño camino hacia la línea Lila, en la que a menudo me pierdo, te busco, te pienso, te abrazo y te beso.

POEMARIO EMOCIONAL

Simple concepto del amor

A veces deseo estar sola para escuchar ruido alguno pero es entonces cuando más te echo de menos.

A veces deseo estar rodeada de mil personas para sentirme ocupada pero entonces es cuando más pienso en ti.

A veces tantas cosas y a veces tanto de todo que me saturo yo misma y yo sola.

————-

Tú, mi locura y mi cordura.

Tú, mi paz y mi revuelo.

Tú, lo que más añoro, a quien más deseo.

Tú sin más:

A quien yo quiero.

POEMARIO EMOCIONAL

Soledad

De repente has aparecido.

Cometemos actos que no esperamos que tengan consecuencias;

Pero estás aquí y ya no puedo hacer nada.

Me asusto.

Pienso en cómo sacarte de mi vida;

en los pasos a dar para que por tu misma fuerza te escapes, te marches, te alejes de mí…

Porque no te quiero,

porque me alteras,

porque no me gustas…

Ni la luz ni mis trucos de magia ni siquiera los ladridos te alejan de mi vida…

Pero es que no te quiero.

Márchate.

Antes de que tenga que recurrir a la violencia…

Antes de que en contra de mis principios tenga que usar…

El matamoscas.

POEMARIO EMOCIONAL

Dark

He vuelto a la realidad.

De hecho volví el domingo.

Pero ellos han acechado hoy.

Comienza de nuevo la batalla. La lucha contra mí misma.

Pasado y presente y esa gruta temporal, ese agujero negro a través del cual voy y vengo.

Mientras busco la fisura para cerrar la tortura del pasado que me persigue, respiro hondo, miro cada una de las baldosas que piso: seguido, me escribo a mí misma.

Me escribo una carta, un mensaje que me llegará una y otra vez hasta que logre encontrar la clave secreta que me descifre el enigma para matar a todos mis demonios.

POEMARIO EMOCIONAL

Mi propio concepto del amor

Y cuando te miro y sonrío,

sonrío y te veo.

Y te siento y me acerco.

Y te toco aunque estés lejos.

Y me calmo y me asombro y me escribes y te quiero.

Me dibujas, me iluminas, y me miras, aunque no te veo.

Mientras viajo, mientras caminas, durante el paseo y al dormir;

comiendo, viendo la tele, mientras leo y al sufrir.

Me privo, me limito, lo escondo;

No puedo.

Se escapa, se me sale, lo expulso;

te quiero.

POEMARIO EMOCIONAL

El paso principal para matar a mis demonios

Reconocerlos.

Tenerlo bien ubicados.

Para ello es importante el trabajo previo. Seguro que te lo han dicho antes.

Localízalos; los encierras.

Te esperas unos días. Se tranquilizarán.

Y ahí, empieza tu parte. El trabajo profundo. La lucha contra ellos.

No sabemos qué pasará.

Pero sí sabemos a por lo que vamos.

Su exterminación. El fin de sus días.

El acabose.

Y una vez fuera ya de este mundo, la vida que vivo y pienso tendrá un nuevo nombre:

Realidad.

POEMARIO EMOCIONAL

Me duele

Siento que me voy a morir.

Me retuerzo de dolor.

Me tiembla el cuerpo.

Frío, escalofrío, corrientes eléctricas dentro de mi ser.

Quiero llorar pero el dolor me lo impide.

No puedo ni mirar hacia adelante.

Me mareo.

Intentando avanzar he tropezado y me he comido una puerta.

Me quiero ir.

Pero no puedo.

¿Somatizo?

Odio sentirme sola cuando me encuentro mal.

Pero odio que me hablen, me pidan y me reclamen también.

¿Qué necesito?

Un abrazo, un hombro donde llorar.

Sentir tu calor. Darte el mío.

Si todo fuera así de especial al menos moriría con una sonrisa en mis labios …

POEMARIO EMOCIONAL

El caracol

Sentía que llegaba a donde me había propuesto llegar.

Pero no hacia aquella meta que deseaba alcanzar.

Quizá porque eras tan solo tú la que deseaba que llegara a ese lugar…

Todo mi trayecto personal estaba siendo una consecución de antagonismos:

La lentitud del caracol que hoy me acompañaba, en contraposición con la velocidad de mi bici.

Ella me llevaba donde yo quisiera a gran velocidad, pero mi ritmo se atenuaba cual caracol cuando se trataba de llegar a ti.

Entonces los días eran grises, la lluvia persistía en mi lugar, y no había alforja que pudiera protegernos.

Sentía que mi vida era una metáfora, como un camino paralelo al tuyo,

en el que no sabía si llegaríamos al mismo lugar pero, al final,

un camino en el que me gustaba verte,

en el que me gustaba sentir que estabas ahí.

Cerca de mí.

Aunque yo,

por más que quisiera,

no pudiera estar a tu lado…

POEMARIO EMOCIONAL

La era

Una nueva era.

Una nueva yo.

En constante búsqueda entre lo que fui y lo que era.

Era, fui, soy y seré.

Débil, dulce, inconsciente, inconstante, poderosa.

Piernas, brazos, manos y cabeza:

Todo ello formando este ser.

Pero este ser ha incluido más. Tú estás ahí.

Tú, fruto de otro era, fuiste, eres y serás.

Y yo, ahora, estoy ahí.

Tus piernas, tus manos, tus brazos, tu cabeza y tu corazón: Ese eres tú.

Éramos, fuimos, somos, ¿Seremos?

Y mientras mi cabeza volvía al presente,

mis ojos se entornaban,

humedecían,

mi boca me sonreía,

y todo mi ser se erizaba,

porque de mi corazón partía un hilo rojo,

que buscaba el tuyo,

y era tan largo…

como los kilómetros que tú pudieras recorrer…

  • Palmera
    A veces pienso que los tres palos que sujetan una palmera son más fuertes que yo. Es curioso, esta mañana me sentía feliz, sonreía, las cosas empezaban a ponerse… Sigue leyendo Palmera
  • Nubes de Niebla
    Siempre me ha gustado la niebla. Profunda e intensa como yo. Aunque normalmente no me deja ver más allá. De entre todas las cosas que hay ahí fuera, no… Sigue leyendo Nubes de Niebla
  • El viaje
    Sobrevolar la lluvia no me hace más feliz. Estar en el cielo no me sirve de nada. Sin ti no me vale. Sin ti no quiero. No me apetece.… Sigue leyendo El viaje
  • El dilema
    Ser o no ser. A menudo me pregunto por qué está mal ser como soy. Ser o no ser. Esa es mi cuestión.
  • Reconstrucción
    Han reconstruido los cristales rotos. Más bien los han sustituido. Nueva fachada pero por dentro me siento igual. Rota. A trozos. Recordando mi pena. Bajo la tortura que merezco.… Sigue leyendo Reconstrucción
  • Forajida
    Cuando se es una forajida, poco hay que explicar. Vives constantemente en peligro. Con sensación de haberte saltado la ley y con el riesgo de que quien sea te… Sigue leyendo Forajida