REFLEXIONES PUNTUALES

La apuesta

Ayer decidí quitarme la máscara.

Empecé anoche y te juro que no me siento nada bien.

Evidentemente ser uno mismo puede tener consecuencias. La primera y la mejor de todas es alejar a aquella gente que no te quiere.

Es un riesgo y yo decido arriesgar.

Creo que no hay nada más duro y difícil que decirle a alguien que le quieres, pero os juro que es liberador.

Es como dejar la pelota en el otro bando y que le toque tirar al otro.

Lo peor es la espera. La espera de algo que no llega y que sabes a ciencia cierta que no llegará.

No quiero victimizar pero los milagros no existen.

Bueno te cuento que hubo una época en la que sí creía en ello. Me veía todos los vídeos sobre la ley de la atracción, esperando a que mi amado del momento viniera a mí.

Jajaja. Ilusa.

Ya no hay ley de la atracción ni amor al que atraer. Nada en lo que creer. Pero apuesto por mí. Por fin.

O hay o no hay. Y cuando no hay, no hay respuesta de vuelta.

————

Soy la Maribel de la máscara. Aún sigo aquí. Soy la que te ha acompañado durante tantos años. Soy la que se va. Marcho.

Pero, antes, te mando un mensaje de aliento:

-‘Tú puedes. Lo lograrás. Ahora toca caminar sola. Te quiero, Maribel. Adiós.’

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s