Sin categoría

Inicios

La palabra principio me resulta muy curiosa. Básicamente porque solemos decir que empezamos cosas que ya han comenzado; que ya he comenzado.

Probablemente escribo desde que tengo memoria. ¿A qué edad sucede eso? Quizá sobre los 5 años… Sí, lo sé, como buena escritora debería documentarme, darme algo de valor, de conocimiento, enseñarte cosas, pero yo no soy de esas… -¿Tú lo sabes?, ¿a qué edad empieza la memoria?- Pues desde esa edad creo que escribo…

¿Debe un escritor ser leído? Diría que sí, pero durante toda mi vida he sentido que nadie me leía; amigos, familia y gente que me quiere no cuentan… ¡Me quieren!

Recuerdo que una vez tuve un fan. Sí, uno. Me contó que cada día llegaba al trabajo, leía la prensa y luego me leía a mí. Era guay sentir que alguien me leía. Me debía a mi fan.

¿Te imaginas lo que suponía para mí que mi cacao emocional estuviera al nivel de la prensa? Me sentía poderosa… ¡Sí, invencible!

El empoderamiento es una palabra genial; está muy de moda y me da, también, un poco de repelús, pero lo que significa en sí es brutal.

Quiero volver a sentir esa sensación. Muero de ganas, la verdad. Sentirme viva, importante, con transcendencia… Sentir que me escuchas cuando te hablo. Imaginar como mis palabras transfieren a través de tus ojos hacia tu corazón… Por todo eso, y mucho más, aparece el motivo y la razón de este sitio, de mis RE-INICIOS.

Puntuación: 1 de 5.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s